Historia de 3 mujeres guerreras del Perú

1.-Micaela Bastidas Nació en 23 de junio de 1744 en Tamburco, Abancay, Virreinato del Perú. Hija de Josefa Puyucahua y de Manuel Bastidas. Se casó el 25 de mayo de 1760 con Túpac Amaru —José Gabriel Condorcanqui—, en la iglesia de Nuestra Señora de la Purificación de Surimana . Tuvieron tres hijos, Hipólito, nacido en Surimana en 1761. Mariano, en Tungasuca el 17 de septiembre de 1762 y Fernando, nacido también en Tungasuca en 1768. El 4 de noviembre de 1780, fecha en que se subleva Túpac Amaru, después del apresamiento del Corregidor Arriaga y su ajusticiamiento, Micaela reúne ejércitos y redacta proclamas. Se cree que Matiasa Rimachi fue la principal consejera de Túpac Amaru, junto al Consejo de los Cinco. Ayudó a su marido en el gobierno de los cacicazgos de Surimana, Pampamarca y Tungasuca. Túpac Amaru es hecho prisionero y condenado a muerte y el 18 de mayo de 1781 fue descuartizado. A Micaela Bastidas se ordena ahorcarla muriendo ese mismo día en Cusco. Su cuerpo fue arrastrado y descuartizado, al igual que se hizo con su marido.

Micaela_Bastidas_2-282x330

Fuente: http://somosafrodescendientesperu.lundu.org.pe/wp-content/uploads/2013/09/Micaela_Bastidas_2-282×330.jpg

2.-Matea que por la grandeza de su gesto heroico, en grado superlativo, es conocida como Matiasa Rimachi (Luis Antonio Eguiguren y Tomás Pizarro, 1959). Como sabemos, Ella ofrendó su vida en la batalla librada por nuestra independencia contra los realistas en las pampas de Higos Urco, el 6 de Junio de 1821 y Matiasa Rimachi nació no en otro lugar si no en Taulía, Molinopampa. En medio de la causa de la independencia peruana, el 06 de junio de 1821 se libró la Batalla de Higos Urco en las pampas de Higos Urco, ciudad de Chachapoyas. El jefe militar de Moyobamba, coronel José Matos, organizó un ejército de 600 hombres para sorprender a los patriotas. La organización y disciplina de los españoles no pudo nada ante el heroísmo de los patriotas que sin entrenamiento, ni conocimientos militares, se enfrentaron a los realistas decididos a dar sus vidas en defensa de la libertad. La tropa realista se desplegó en guerrilla, apoyada por el fuego de dos cañones ligeros. Los patriotas resistieron el ataque a pie firme, combatiendo cuerpo a cuerpo con arma blanca. Al producirse el choque entre ambos grupos, temiendo que la superioridad numérica española se impusiese, el pueblo irrumpió masivamente en el campo haciendo retroceder a los realistas con todo lo que tenía a su alcance. Tras sufrir numerosas bajas, los realistas se retiraron en desorden en dirección a Moyobamba, y fueron perseguidos hasta el lugar llamado Ventanas, donde hubo un segundo enfrentamiento causando la huida de los jefes españoles. En esta cruenta batalla Matiaza Rimachi, fue el alma y cuerpo del triunfo. Trazó una estrategia de menor alcance y a escala total es cuando el pueblo invade encima de los invasores liderado por nuestra heroína, que hoy descasa plácidamente su monumento en la plaza de armas de su pueblo natal Molinopampa, en homenaje a esta gran luchadora y en los aurorales del día Internacional de la Mujer proponemos crear una universidad con su nombre de MATIAZA RIMACHI.

3.-María Parado de Bellido, nació en Huamanga el 5 de julio de 1777. Sus padres fueron Fernando Parado y una indígena ayacuchana. A los 15 años se casó con Mariano Bellido, con quien tuvo 7 hijos. A finales de 1820, su esposo y sus hijos Tomás y Mariano se unieron a las guerrillas que luchaban por la Independencia del Perú. En 1822, María Parado de Bellido empezó a enviar informes de los movimientos españoles a su esposo, quien las mostraba al jefe guerrillero Cayetano Quiroz. Mariano Bellido y sus hijos actuaron como correos del ejército patriota en la región de Huamanga, y su misión principal consistió en dar cuenta de los movimientos de las tropas realistas. En 1822 el virrey José de la Serna ordenó a las tropas del general Canterac, acantonadas en Jauja, que se combatiera la insurrección popular organizada en Huamanga. Canterac encomendó a la compañía al mando del general Carratalá la tarea de reprimir el movimiento ayacuchano. Fue en esa coyuntura que uno de los hijos de María Parado, Tomás Bellido, fue hecho prisionero y fusilado por los realistas ya acantonados en Cangallo. Este hecho motivó que María Parado de Bellido se integrara al movimiento patriota y colaborara con su esposo en las tareas de espionaje. Debido a su condición de analfabeta, dictaba las cartas dirigidas a Mariano Bellido a un amigo de confianza que, a su vez, se encargaba de trasladar la información al cuartel del guerrillero patriota Cayetano Quiroz. Gracias a ello, los patriotas fueron avisados a tiempo de la planeada incursión del ejército realista al pueblo de Quilcamachay el 29 de marzo de 1822, y la localidad pudo ser evacuada a tiempo. Lamentablemente una de las cartas fue descubierta en Quilcamachay el 29 de marzo de 1822. Al día siguiente fue detenida en Huamanga. La torturaron para que delate a sus compañeros, pero la heroína no mencionó a nadie. Fue fusilada por orden de José Carratalá en la Pampa del Arco (Ayacucho) el 1 de mayo de 1822.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s